Cuentos infantiles con valores

Bienvenido a tu web sobre cuentos infantiles, un sitio dedicado a los más peques de la casa y a todos aquellos padres que deseen transmitir valores, educar y desarrollar la imaginación de sus hijos mediante cuentos cortos infantiles.

  • Cuentos Infantiles
  • CUENTOS CLÁSICOS INFANTILES
    Descubre nuestra colección de cuentos clásicos infantiles, historias maravillosas con las que creciste y que perdurarán para siempre.
    Ver listado
    FABULAS CORTAS CON MORALEJA
    Las mejor selección de fábulas infantiles con moraleja y con valores para los niños. Fábulas con animales y otros personajes infantiles.
    Ver listado
    CUENTOS TÉMATICOS: PERSONAJES Y ENTORNO
    Los mejores cuentos de hadas, principes y princesas… Cuentos cortos con multitud de personajes infantiles como animales, etc…
    Ver listado
    CUENTOS CORTOS CON VALORES
    Los mejores cuentos educativos pensados para transmitir valores y educar a tus hijos. Ordenados por valores como esfuerzo, humildad, amistad, etc...
    Ver listado

    El duende y la olla de oro

    duende

    En un bosque escondido en medio de las montañas vivía un pequeño duende famoso por su avaricia. Desde que había nacido amaba profundamente el oro, buscándolo siempre en el interior de las montañas para guardarlo con cuidado. Los duendes por naturaleza picaban en las minas buscando oro y piedras preciosas, pero siempre lo compartían con toda la comunidad para poder disfrutar de su belleza.

    Mientras en el pueblo de los duendes se ponían de acuerdo para las excavaciones, nuestro pequeño duende realizaba el trabajo por su cuenta. Sabían de sus actividades pero le dejaban trabajar a su aire: vivía solo y no molestaba en un principio a los demás duendes. A pesar de todo cada vez más personas miraban con malos ojos al duende, criticándole por no colaborar nunca con la comunidad.

     

    Seguir leyendo…

    Excursión a la luna

    luna

    Cuando Pedro viajaba con su padre a pasar el día en la playa siempre pensaba en la luna. Todas las noches la miraba fíjamente, pidiéndole a su padre que se quedasen un poco por la noche para poder ver en el mar el reflejo de su luz. Era una escena que enamoraba al pequeño Pedro, con apenas 9 años y muchos sueños en su cabeza.

    El día de su décimo cumpleaños no dudó en decir en alto su deseo: quería viajar a la luna. Sus padres le preguntaron si se refería a ser astronauta, idea que negó de inmediato: él solo deseaba por estar allí de excursión. Estaba convencido de que podría ver la luna si realmente ponía mucho empeño en ello. Notaba que su madre creía que era el capricho de un niño, pero en los ojos de su padre había un brillo diferente: estaba meditando cómo cumplir su sueño.

    Seguir leyendo…

    El puente arco iris

    puente

    La leyenda de un puente formado por el arco iris acompañó a Raúl desde que era pequeño. De niño le explicaban que una vez al año el arco iris aparecía de repente formando un puente hacia un lugar secreto que nunca nadie había visto. Solo las personas más puras de corazón eran capaces de encontrar el puente, siendo invisible para el resto.

    Seguir leyendo…

    El koala explorador

    koala

    Había una vez un koala que se diferenciaba de todos los demás. En vez de preferir estar siempre relajándose en lo alto de los árboles lo que quería era vivir aventuras, explorando el vasto mundo que se abría ante sus ojos. Desde pequeño se escapaba con el permiso de sus padres a investigar lo que había en la meseta donde vivían, animándose cada día a avanzar un poco más.

    Era feliz con su forma de vida hasta que llegó a una edad en la que sus padres le explicaron que los koalas no debían comportarse así. Su deber era qudarse con el resto del grupo, protegiéndose mutuamente mientras vivían unos con los otros; no necesitaban más que la meseta. Para el pequeño koala lo que le decían no tenía sentido alguno: ¿Cómo se podía disfrutar toda la vida de un sitio si todos los días los pasabas allí?

    Seguir leyendo…

    El elfo burlón

    elfo

    Los elfos siempre se han caracterizado por su talante educado y comprensivo. Alejados del mundo de los humanos, estos seres siempre han respetado a todas las especies que habitan en el planeta, independientemente de la forma de actuar que tuviesen hacia ellos. Pero entre los elfos había uno particularmente travieso, un joven elfo al que todos llamaban el elfo burlón.

    Este elfo se dedicaba todo el día a holgazanear por los bosques. Mientras los demás elfos recolectaban comida en los campos o se ocupaban del ganado, el elfo burlón estaba todo el día riéndose de ellos. Se burlaba de que no pudiesen ser tan felices como él solo por el hecho de querer seguir con el trabajo a pesar de estar terminado. Las despensas estaban llenas y lo único que hacían era acumular más y más por si acaso.

    Seguir leyendo…

    Alicia y las pinturas mágicas

    alicia

    Alicia era una niña de 8 años querida por todos. Era risueña, educada y siempre se preocupaba porque la gente a su alrededor fuese lo más feliz posible. Ayudaba a sus compañeros de clase con los deberes, les enseñaba juegos nuevos y siempre que podía llevaba comida para todos. Por todo ello un día recibió un extraño regalo: una caja de pinturas. Apareció de repente encima de su cama con una nota diciéndole que era su premio por ser tan buena, pero que debía usarlo con precaución: eran pinturas con poderes mágicos.

    Ni sus padres ni sus amigos sabían nada del regalo. Aparentemente parecían pinturas normales, como de las que tenía en su cuarto, hasta que un día se animó a dibujar a un perro tomando el sol. El dibujo del perro en el cuaderno comenzó a agitar la cola, saltando por la línea verde que representaba la hierba donde estaba tumbado. Todos los dibujos que hacía cobraban vida en el papel durante unos minutos.

    Seguir leyendo…